Visite nuestro canal de videos GJAY =>
      Friday, Aug 07 2020 - 

Platón:¡ La obra maestra de la injusticia es parecer justo sin serlo !
Félix Savón: La técnica es la técnica y sin técnica no hay técnica
Martin Fierro: Si la verguenza se pierde, jamas se vuelve a encontar



Artículos periodísticos

Mileydis Salcedo. Foto Facebook
Filmar una detención no constituye una ilegalidad, pero en la práctica policial cubana es un proceder grave que los uniformados no toleran

LA HABANA, Cuba.- La violencia policial contra la población cubana en general (y en particular contra los negros y mestizos) es un hecho cierto demostrable; así lo he denunciado en diferentes escritos. Ejemplos palpables de ello son las muertes, a manos de agentes policiales, de los ciudadanos Raidel Vidal Caignet, en 2019 en Holguín, y Hansel Ernesto Hernández Galiano, el pasado 24 de junio en Guanabacoa; ambos negros de sólo 27 años de edad.

Pero voy a hablar de un hecho menos conocido: el supuesto “atentado” cometido por las jóvenes Mileydis Salcedo Valdés, de 23 años, y Elizabeth Baquero Alfonso, de 19, ambas mestizas. Las dos jóvenes transitaban el 23 de abril del presente, aproximadamente sobre las 3:30 de la tarde por la Avenida Dolores del barrio capitalino de Lawton, cuando los oficiales de un carro patrullero las detuvieron por tener Elizabeth su nasobuco bajado para tomar cerveza.

Mientras los agentes actuaban contra la supuesta infractora, su acompañante Mileydis procedió a filmar la detención, ya que observó que los patrulleros no identificaron por la radio policial a la jovencita Elizabeth, y temía que fueran a abusar sexualmente de ella como había pasado unos días antes en Marianao con dos adolescentes casi niñas.

En ese momento, el jefe del carro, capitán Carlos Manuel Rivero, sin mediar palabras, se abalanzó sobre Mileydis para arrebatarle el teléfono e incluso la proyectó contra el suelo lesionándola en sus brazos. Debemos señalar que Mileydis es una joven de complexión física menuda y pequeña estatura; si la comparamos con el corpulento oficial, el acto de éste constituyó un verdadero exceso de fuerza. Numerosas personas de la fila del cercano Banco Metropolitano y vecinos intervinieron y comenzaran a increpar a las autoridades por su mal


Mileydis, con mucho carácter, lanzó patadas desde el piso al oficial agresor y logró reincorporarse y tomar dos piedras, y amenazar al oficial con lanzárselas si continuaba su agresión. Ante la firme actitud rebelde de Mileydis y los gritos de los vecinos, los patrulleros optaron por llevarse a Elizabeth detenida y se marcharon a la cercana estación policial de Aguilera, dejando a Mileydis en el lugar del hecho.

Por su parte, Mileydis subió el vídeo grabado con el móvil a su perfil en la red social Facebook, pues el celular, aunque cayó al suelo, continuó encendido y grabando. Este vídeo es público y lo pongo a consideración de los lectores de CubaNet. De inmediato, la propia joven Salcedo se dirigió a la unidad de Aguilera para denunciar al patrullero por abuso policial e interesarse por

Leer más:

© 2020 - Guanajay-Web, Miami, Fl, USA